“Colombia está candela, Parce”

Uncategorized May 28, 2021

¡Necesitamos organización social, pero también espirtualidad!

Esta explosión por la cual está atravesando Colombia por mas que se vea marcada por tanta violencia, muerte, tanto negativo, no deja de percibirse como un proceso espiritual, de lo que hemos venido hablando, rezando, al menos las últimas décadas. Esa expresión por más dura que sea hay que aprender a vivirla desde una postura que nos permita llegar a algún lado, que no sea mero desahogo, tiene que volverse raíz profunda, para que esto no sea simplemente una aspirina o un paño de agua fría…

Desde lo que se puede hacer hay varios frentes de trabajo, para acompañar este proceso. No sé cuales nos corresponde hablar desde este medio, pero hay unas que mencionar.

Desde lo más local, asumir que estamos con un pueblo guerrero, pero no de guerra. Nuestra lucha es día a día para avanzar y co-crear un mejor mañana desde nuestras casas primeramente, no queremos guerra pero entonces ¿Qué actitud tomamos frente a esto que está pasando?

Esto implica hacer un cambio de mentalidad, frenar el consumo, no consumir aquello que está fortaleciendo nuestra guerra, cambiar nuestros hábitos frente al derroche, ser moderados con el alimento, en relación con el sistema, estamos en medio de una guerra y tenemos que estar consciente de eso, estar bien abastecidos, asegurar nuestra alimentación y hacer nuestra parte,  se comienza desde ahí desde ese haciendo de nuestra cotidianidad, dejando de alimentar a esa babilonia. 

Buscar cualquier salida que tengamos, para poder apoyar, hacer visible la situación, nos permite un apaciguar, ya se cruzó la línea de manifestación y ahora está convertido en una zona de guerra.

Por un lado, desde lo más espiritual que nos corresponde hacer, es este trabajo interior de transformar esas energías, donde hay una frecuencia en el aire que la inhalamos y la exhalamos purificadas, hacer el trabajo de las plantas que jalan dióxido de carbono y lo convierten en oxígeno, tenemos que confiar en nuestros poderes

Empezar a hacer esta transición desde proceso de regeneración, de sostenibilidad, seguir caminando profundamente esta emancipación frente al sistema, jalar todo el poder que estamos dando, que es necesario hacerlo todos, esto es una reacción en cadena y es de esperar que se siga dando en otros lugares, y nos tiene que llevar a encontrar una manera de sostener y generar frente a la tierra, frente a la vida, hacer la paz. 

(Nos parece importante recordarnos que el otro frente de lucha, los policías, también son personas, son humanos y tienen familia. Que pueden estar confundidos y aturdidos, que les han lavado el cerebro, que algunos eligen esa forma de vivir por querer asegurarles a sus hijos un futuro mejor, quizás no tuvieron las posibilidades ni las herramientas o conocimientos para poder elegir otra cosa. Que han sido corrompidos por un falso poder. Seamos empáticos, la verdadera lucha tampoco es contra ellos, es contra algo más grande. Ellos a la final son tan solo una ficha más en este juego.

Transitar esta transición en nuestro ser, calmar nuestros corazones, nuestras energías, y desde ahí trabajar con cualquier herramienta que tengamos. Nuestras plumas, cristales, para trabajar la energía y rezos. Rezar es aprender a crear nuestra realidad a través del poder de nuestra palabra.

La última parte tiene que ver con una educación para saber proponer, porque muchas veces la gente se queja pero no proponemos, y ahí se corta el flujo. Para poder entender como la economía fluye y poder proponer, porque si proponemos desde la ignorancia es difícil que se nos tenga en cuenta. Entonces tenemos que educarnos para hablar de una manera coherente y consciente. 

Para este tiempo tenemos que ser muy integrales, estos diferentes asuntos dentro de nosotros. Implica que nos enseñemos a nosotros mismos, para que podamos hablar de manera coherente y hacer propuestas claras. Para no solo pelear desde la rabia… 


Equipo Tejiendo Sabiduría.  

Close

50% Complete